lunes, 25 de enero de 2010

La noticia en el periodico

Continuación...

Peter, conducía hacia casa rápido, demasiado rápido, necesitaba hablar con Kate, había marcado tres veces a casa para avisarla y que no se marchara a ningún lugar con las niñas, pero no había señal, a saber porque...se habría ido la luz, como sucedía cada vez que obraban cerca, y en la calle de al lado estaban de obra...

Intentaba pensar en cosas banales, pero su mente se iba constantemente a su encuentro con Kate, con un poco de suerte, aún no se habría enterado y podría decirselo el mismo, ¿Pero como? Se imaginaba cuanto iba a sufrir al ver la noticia en el periódico, había cambiado de ciudad, con la certeza de que aqui podría empezar de nuevo, podría ser quien ella quisiera, pero se había equivocado, incluso en Memphis, la pequeña y tolerante Memphis, donde cada ciudadano tenía su propio espacio y nadie hurgaba en espacios ajenos... pero aun asi, con Kate, la regla se había roto, habían hurgado en su espacio, y ahora solo era cuestión de horas que la noticia saltase a nivel nacional y Elisa, Thomas y todo el que quisiera la encontrara, justo lo que Kate, no quería...

Por fin llegó,y mientras abría la puerta, logró escuchar las voces de las niñas y las risas de Kate, se las imaginó tiradas en la alfombra del salón, y a Kate, como una niña más, tirada en el suelo, con los zapatos fuera de la alfombra, divirtiendose con sus hijas como cada día, no pudo evitar sonreir al imaginarlo... Sin duda, Kate, había calado hondo en los corazones de toda la familia.

Cruzo el umbral, y alli estaban las tres, en la alfombra, como el había pensado.

-¡¡Hola Papá!!-exclamaron las niñas al unisono

-Hola niñas, ¿Os importa que os robe a Kate unmomento? Necesito hablar con ella.

-Mmm... no, pero por poco rato, que estamos jugando a las familias con las muñecas, nosotras somos las mamás y Kate la abuela.

-(Riendo y mirando a Kate, que también reía.)-Vaya abuela mas joven y guapa teneis.

-(Reyuhendo la mirada y levantandose)- Bueno niñas, ahora vengo.


Salieron al pasillo, y Peter la llevó hasta su despacho, y le tendió el periodico del día.

-Toma Kate, tienes que ver esto.

Kate lo cogió, y con la voz entrecortada, leyó el primer párrafo de la noticia:

"EL PRESTIGIOSO ABOGADO PETER CRAIG, HA ALOJADO EN SU CASA, A SU ÚLTIMA CLIENTE, LA JOVEN DE ORLANDO KATE WEISS DE 25 AÑOS, QUE ACABA DE QUEDAR PUESTA EN LIBERTAD CONDICIONAL, TRAS PASAR DOS AÑOS EN PRISION, POR EL INTENTO DE HOMICIDIO QUE EFECTUÓ HACIA EL ASESINO EN SERIE JOHN T. , EL CUAL HABÍA MATADO A LOS PADRES Y LA HERMANA DE KATE UNOS MESES ANTES"


Acto seguido, Kate, se desmayó y se desplomó en el suelo...

Continuará...

------------------------------------------------------------------------------------------------

Recomiendo este blog, hay libro nuevo!

http://enelcementeriodeloslibrosolvidados.blogspot.com/
http://enelcementeriodeloslibrosolvidados.blogspot.com/



martes, 19 de enero de 2010

Los dias en la familia Craig

Continuación...

Los dias en casa de la familia Craig, pasaban rápido, Kate levantaba a las niñas, desayunaban ricos bollos recien hechos que la señora Pauline les tenia preparados cada día, después las niñas se vestían deprisa y corrian hacía la habitacion de Peter, que como cada día se estaba peleando con el nudo de la corbata, cuando por fin lo conseguia, las tomaba a cada una de un brazo y las llevaba hacia el coche, y este, de camino al trabajo, las dejaba en el colegio.

Durante la mañana Kate, ayudaba a la señora Pauline con la casa y las compras, aunque esta insistia que no lo hiciera, que no era su labor, pero Kate la ayudaba igual, y la verdad, la señora Pauline, se lo agradecía mucho, por mucho que quisiera, ya no estaban sus piernas para esos trotes...

Aun ayudando a la señora Pauline,Kate, disponía de tiempo libre durante la mañana, las niñas no llegaban hasta las 5 a casa, esta vez, en autobus escolar, las ayudaba con los' deberes y despues jugaban un rato hasta las 7 que llegaba Peter a casa.

Todos los dias, eran practicamente iguales, a excepción de las salidas al parque de al lado, una tarde de cine despues de la merienda, o o alguna cena todos juntos en el restaurante favorito de las niñas.

Todos los dias eran iguales, pero a Kate la mantenían ocupada,lo suficiente, como para no pensar en Elisa, en Thomas, ni en los numerosos recuerdos tristes de su pasado en California.

Pero como decía su abuela, el pasado siempre vuelve, y ella, al parecer no había sabido esconderse tan bien...



Continuará...

martes, 12 de enero de 2010

Huir para salvarse...

Continuación...

Kate, suspiró, sabía que Peter acabaría preguntandoselo, tirando el telefono movil habia intentado dar carpetazo a Elisa y a todos de una vez, pero parecía que no iba a ser tan fácil...

-Hombre, tanto como noticias... pero si, me ha llamado un par de veces.

-¿Que te ha dicho? ¿Te pidio que regresaras?

-No conteste a su llamada, ni se la devolvi, la siguiente vez que me llamó tire el móvil y me compre otro para que no me pudieran localizar, y no hace falta que te recuerde que no quiero que la llames.

-Ya, ya lo se, y respeto tu decisión, por eso no lo voy a hacer, pero creo que deberias hablar con ella, era tu mejor amiga...

-Era tu lo has dicho.

-Te traicionó, es cierto, te hizo mucho daño, tambien lo es, pero te quiere, tal vez a su manera, pero te quiere...

-Lo dudo, nadie le hace todo lo que ella me hizo a mi a alguien a quien quiere, aunque lo quiera a su manera...

-(abrazandola)Puede que tengas razón, tal vez... pero recuerda, que no todo el mundo te va a traicionar, yo lo haré, ya no soy solo tu abogado, tambien un amigo... y me tienes para lo que necesites, recuerdalo...

-Gracias, lo se- dijo Kate separandose de sus brazos...

-¿Y de Thomas?

-¿Como?

-¿Has recibido noticias deThomas?

-También me llamo, pero tampoco le conteste, ¿Por que? ¿ Con el tambien crees que deberia hablar?

-No, con el no quiero que vuelvas a tener contacto en tu vida... es por tu bien...

-Lo se, yo soy la primera que no quiero.

-Bien

-Bueno, me voy a mi cuarto, estoy reventada, hoy ha sido un dia bastante completido la verdad...

-Si, lo ha sido, que descanses.

-Tu tambien, hasta mañana.


Peter la observó salir de su despacho, sabía que Kate estaba huyendo de su pasado, de su historia, por eso estaba alli en Memphis, por eso estaba en su casa, pero tal vez por primera vez, tendria que darle la razón, huir era lo único que la mantendria a salvo...

Continuará...

jueves, 7 de enero de 2010

Una familia feliz...

Continuación...


-Son Maravillosas Peter... creo que me será fácil llevarme bien con ellas, y les voy a coger mucho cariño... de lo contrario, seria un delito porque son encantadoras...

-(Sonriendo)-Seguro que si, vamos a comer...


Durante la comida, las niñas no paraban de hablar con su padre, hablaban a la vez, reían, agitaban sus brazos de un lado a otro, para captar toda su atención, como si fuese posible que Peter no las contemplara ensimismado, riendo y contestando sus preguntas, mientras intentaba que se lo comieran todo...

Kate, los miraba en silencio mientras comía, sin intervenir, como si ella no estuviera en escena, y fuese solo una persona admirando una obra de arte. Era agradable ver algo asi, una familia tan unida, unas niñas que adoraban a su padre y ese padre que parecía merecer toda esa adoración, se desvivía por ellas, no había ninguna duda...

Ni en sus mejores sueños, en los que imaginaba una familia feliz, llena de amor, proteccion y ternura, había visto algo asi, resultaba bonito, aunque años atras, esa misma escena la habría roto por dentro, años atras, la habria vivido como puñaladas en las cicatrices de su corazón, esas cicatrices que empezaron a formarse en grietas tras mirar a su alrededor y ver que su familia, era una antitesis total a una familia feliz...


Sin apenas darse cuenta, la cena acabó, ayudó a Peter a recoger y acostó a las niñas, de camino al cuarto, que la señora Pauline había preparado para ella, pasó junto a la puerta del despacho de Peter, que se encontraba dentro, y éste, al verla, la llamó.


-Kate, pasa un momento por favor

Kate entró decidida, imaginandose lo que vendría a continuación...

- Siéntate mujer, ¿Quieres tomar algo?

-(sentándose)No, gracias.

Peter, agitaba su vaso de coñac con ligereza, no sabía como enfocarle la pregunta...estaba preocupado, pero Kate podía tomarselo como una invasión a su intimidad.

Kate le miraba, imaginando lo que le quería preguntar y sus dudas sobre si hacerlo o no.


-Kate, quiero preguntarte algo

-Dime

-¿Has recibido noticias de Elisa?


Continuará...

martes, 5 de enero de 2010

La familia de Peter

Continuación...

Kate
estuvo muy nerviosa todo el camino, tenia miedo de no caerle bien a las niñas, si ya es dificil hacer de niñera y que las niñas a las que cuidas no les gustes, que estas sean hijas de Peter, lo dificultaba aun mas, le doleria que las hijas de alguien tan especial para ella como lo era Peter, la odiaran, y a pesar de que este le habia dicho una y otra vez que no se preocupara, que todo iria bien, ella no podia evitar asustarse, a fin de cuentas, no las conocía, ni si quiera las había visto en foto, lo único que sabía es que tenían 6 y 8 años, la pequeña se llamaba, Maggie, y la mayor Rachel.

Kate, mira, esa es la casa!-exclamó Peter.

Kate, divisó a lo lejos mientras se acercaban con el coche, una preciosa casa blanca, de marmol, con un amplio jardin a su alrededor, con piscina, juegos para las niñas, terraza... era muy bonita, y como se había imaginado, nada suntuosa. Podía pasar por la casa de una familia normal de clase media, y no por la de uno de los mejores abogados de Estados Unidos.

Cuando se bajaron del coche, Kate, aun observaba la casa con admiración.

-Es muy bonita.

-Me alegro de que te guste.

Entraron a la casa, y por dentro era más bonita aun, aunque Kate agradecía que no fuera tan lujosa como habría de esperar de alguien de su posición, tampoco tenía una gran cantidad de criados, solo una asistenta, la señora Pauline, una agradable mujer de unos 60 años, que llevaba trabajando para Peter, toda la vida, desde que el, era apenas un muchacho, cuando Peter las presentó, esta le contó que iba todas las mañanas, cocinaba y limpiaba la casa un poco, aunque al señor, como ella le llamaba, no le gustaba que trabajara tanto, y le insistía en que descansara, y ella le replicaba que ya tendria la tarde para descansar.

Sin dejarla acabar, Peter la abrazó y la beso fuertemente en la mejilla, se notaba que la quería mucho.

-¡Vamos zalamero, sueltame!- exclamaba la señora Pauline entre risas.

En cuanto pudo librarse de sus brazos, fué a buscar a las niñas, y apenas 2 minutos despues, se oian voces y zapatazos al correr en el pasillo.

-¡¡Papá, papá!!- Exclamaron las dos al unisono mientras saltaban a sus brazos.

En cuanto las dejo en el suelo, las presentó.

-Maggie, Lisa, esta es Kate,la chica que os dije que va a estar con vosotras a partir de ahora.

-¡Hola Kate!- dijeron las dos sonriendo

-Hola niñas,-dijo Kate con una sonrisa.

Peter, se excusó, alegando que tenia que ordenar unos papeles en su despacho, para dejar a las niñas a solas con Kate, las niñas se la llevaron corriendo a su habitacióna enseñarle sus juguetes, y pasaron alli un rato, jugando y riendo, rato en el que a Kate se le disiparon toda las dudas, estuvieron asi hasta que Maggie, observó a su padre mirandolas con expresión divertida desde el quicio de la puerta.

-¡Papá, estas ahi!! ¡Pasa!

-Si cariño, he subido a deciros que ya esta la comida lista, Pauline ya se marcha, asi que bajad corriendo a despedirla y ayudadla a poner la mesa, ¡Vamos!

Se fueron corriendo dejando solos a su padre y a Kate, esa chica tan guapa y divertida que les empezaba a caer tan bien.

-(sonriendo)-Veo que ya te estas haciendo con las niñas. Je je, ¿Que te han parecido?

Continuará...

domingo, 3 de enero de 2010

Grato encuentro...

Continuación...

Había quedado con Peter en la cafeteria Borbots a las 12, Peter había decido quedar alli porque estaba al lado de la estación de trenes, y hasta entonces, era el único sitio que Kate conocía.

Cuando Kate llegó, Peter ya llevaba 10 minutos esperandola en una mesa, removiendo su taza de café con nerviosismo. Kate le vió de lejos y se alegro, era la primera cara conocida en unas semanas, mientras se acercaba a la mesa, Kate pensaba que nunca le estaría lo suficientemente agradecida por todo lo que había hecho por ella hasta ahora.

-(con la voz temblorosa)-Hola Peter

-(sonriente)-¡Kate!, Hola! Siéntate por favor.

-¿Como estas?

-Bien, ¿Y tu? ¿Que te ha parecido Memphis?

-Oh, es bonita, me gusta

-Me alegro.

Despues de unos segundos de silencio, Kate, agregó...

-Peter

-¿Si?

-Quería agradacerte todo lo que has hecho por mi, no tenias porque hacerlo.

-Kate, no hay de que de verdad, olvidalo. Ya te dije, que me tendras aqui para lo que necesites, de hecho, supongo que me has llamado por ese trabajo que te prometí, ¿verdad?

-Si, la verdad es que si, aunque te habría llamado de todas formas para verte, y si no tienes ese trabajo, no pasa nada, me las arreglaré, de verdad. Ya encontrare algo.

-Alto ahí. Claro que tengo un trabajo para ti, se que igual no es el que esperas, pero es lo que puedo ofrecerte por ahora, mas adelante cuando lleves un tiempo aqui, podré encontrarte algo mejor.

-No te preocupes, aceptaré lo que sea. ¿De que se trata?

-Niñera, de dos niñas de 6 y 8 años, ese sería el trabajo, hasta que no lleves aqui un tiempo, no podre limpiar tu imagen de ex-convicta, asi que es lo que he podido encontrar por ahora. ¿Lo aceptas?

-Claro, pero... ¿Que padres quieren dejar a sus hijos con una chica de 23 años que acaba de salir de la carcel? Me extraña la verdad.

- Son mis hijas Kate. Desde la muerte de su madre hace 4 años,las niñas pasan mucho tiempo solas, yo intento pasar con ellas todo el tiempo que puedo, pero mi trabajo me absorbe mucho tiempo, más del que me gustaria, y ellas necesitan una presencia femenina en su vida, y se que tu eres la mas indicada para eso, tu presencia en la carcel te ha hecho más fuerte, pero no peligrosa, ese periodo de tu vida, fue tan solo una mala jugada de la vida, creeme, eres la más indicada para estar con mis hijas.

-Gracias Peter, siempre has confiado en mi. Pero no quiero defraudarte, ¿Estas seguro?

-Segurisimo Kate, vamos, si pensara que eres peligrosa, o una psicopata demente, no te contraria, pero te conozco Kate, eres una chica dulce y maravillosa, el mejor modelo femenino que mis hijas pueden tener a su lado.

-( con los ojos llorosos)-Gracias Peter.

-No hay de que, solo he dicho la verdad, por cierto te pagare, 1100 dolares al mes, creo que es un buen precio para una institutriz.

-Es un precio genial, pero no tienes que hacerlo, puedes pagarme menos, o no pagarme, te debo tanto, que... puedo cuidar de tus hijas gratis.

-No digas tonterias Kate, claro que te voy a pagar. Por cierto, ¿Donde te alojas?

-En la pension Lakers.

-¿Como?, Ahora mismo te acompaño a que recojas tus cosas y salgas de ese antro, da igual lo que tengas reservado, te vienes avivir a mi casa.

-¿A tu casa? Estas mal Peter, ademas de pagarme tan bien y de todo lo que has hecho por mi.¿Tambien quieres que viva en tu casa? Eso seria un abuso por mi parte.

-Vivir, dormir, comer, todo lo que se ocurra, en mi casa conmigo y con mis hijas, y no te acepto un no por respuesta.

-¿Por que eres tan bueno? Ya cumpliste con tu labor de abogado, no tienes porque hacer nada mas.

-No digas estupideces, eres mas que una cliente para mi, representarte me cambió la vida, por fin supere la muerte de mi esposa, y te convertiste en una gran amiga, y los amigos se ayudan asi que, ¡Vamos!

-Gracias Peter, pero no creo que hiciera nada de lo que dices, pero gracias, te portas genial conmigo.

Peter pagó la cuenta y acompañó a Kate hasta la pensión para que recogiera sus cosas, después de otro tira y afloja, Kate comprendió que no podría hacer cambiar de opinión aPeter, por lo que, accedió a su oferta y a mudarse a su casa.

De camino a casa de Peter, este le contó que sus hijas sabian qeu tendrian, una especie de institutriz que viviria con ellas, naturalmente no sabian nada de su pasado, ni quien era, eran demasiado pequeñas,le dijo que estaban muy ilusionados por conocerla.

-¿Crees que les caere bien?

-(sonriendo)-Les encantaras Kate, ya lo veras.


Continuará...

Recibe mis entradas por correo electrónico