miércoles, 29 de septiembre de 2010

Eres inalcanzable...



Eres tan inalcanzable...
eso dice la canción que hoy retumba en mis oidos...
Es cierto, eres INALCANZABLE, creía que no podía haber nada peor que fijarte en alguien a quien le interesa otra persona, o que le importas pero no lo suficiente como para lanzarse al vacio contigo, que te aprecia pero no del mismo modo que tu a ella, pero si lo hay, es tu actitud, y duele mas de lo que pude llegar a imaginar.

Nos conocemos desde hace mucho tiempo, aunque nunca te dignaste a cruzar mas de un saludo conmigo, y cuando lo intentaba, desaparecias, como si te hubieses vuelto invisible de repente, o huias como si tuvieses algo urgente que hacer... y yo, me quedaba ahi, quieta, con la palabra en la boca, viendo como te alejabas y sin comprender nada...


Antes lo entendía, pensaba que no tenías porque permitir que me acercara a ti, porque apenas coincidiamos
y eso hacía que las cenizas fueran insalvables, ya sabes, el que no se consuela es porque no quiere...
Pero ahora, ya no puedo consolarme, he despertado, el destino ha confabulado en tu contra y te ha obligado a pasar tiempo conmigo por unos dias, pensaba que lo peor que podía ocurrir, es que te resultara indiferente, que te diera igual si voy o vengo, si estoy bien o mal, pero es peor que todo eso, ojala me trataras con indiferencia, pero no, no me tratas, porque para ti es como si no existiera...

Es como si de repente me hubiese vuelto invisible ante tus ojos, aunque vaya a tu lado, me cruce contigo, o te acerces hacia donde estoy, es como si no me vieras, podría ponerme una campanita y luces de colores, que seguirias sin mirarme, es como si fuera un fantasma que pulula a tu alrededor pero no puedes ver...
Da igual la situación, simplemente actuas como si no me vieras, miro el espejo porque se que si levantas la cabeza te cruzaras con mi mirada, pero no lo haces, paso junto a ti e ignoras mi saludo, como si aunque moviera los labios no saliera sonido alguno...
Hoy, me veo obligada a sentarme a tu lado, y no te apartas porque no hay más opcion, no hay más espacio, y por eso aguantas, casi noto tus dientes chirriar de la rabia, mientras nuestras rodillas se rozan por un leve instante, estas tan cerca de mi que puedo aspirar tu perfume, es como si lo llevara dentro de mi, o se hubiera impregnado en mi ropa, te oigo respirar entrecortadamente, por primera vez estamos tan cerca y por primera vez estas tan nervioso, el vaiven de la carretera nos acerca en las curvas y tu aguantas la respiración, como si por primera vez te percataras de que estoy ahi, y no aguantaras mi olor, mi presencia a tu lado, o mis piernas rozandose levemente con las tuyas, ni si quiera me miras, pero puedo notar como te estas ahogando por el hecho de estar a mi lado, como te desabotonas el cuello de la camisa como si te estuvieras quedando sin aire...


¡¡Estas nervioso!! Por primera vez te comportas como si de verdad fueras consciente de que estoy ahi, a dos centimetros de ti, como si supieras que si te dignas a mirarme aunque solo sea una sola vez, veras el alivio y el brillo de mi mirada...

Casi puedo imaginarte girandote levemente y mirandome por primera vez, aunque solo fuese eso, una mirada, aunque no hablases ni hicieses nada más, pero daria lo que fuera por ver tus ojos mirandome por un instante mientras yo me sentiria como si naciera de nuevo y me vieras por primera vez...


Pero nada de eso sucede, el trayecto pegada a ti, ha durado apenas dos minutos, en cuanto has encontrado un hueco te has alejado de mi,
y en un momento te veo junto al cristal suspirar y caer de golpe sobre el asiento, como si la agonia hubiese acabado, y por fin pudieses respirar...
Y entonces, vuelves a ser tu, a comportarte como si no existiera, a fingir que no me ves ni me escuchas, a fingir que no estoy ahi...


Y yo... yo no entiendo nada... te comportabas como si no existiera, y me dolia, me dolia mas de lo que era capaz de soportar, y hace un instante, como si me tuvieras asco o mi sola presencia te repudiera... y no se que opción es la que me duele más...



No lo entiendo y sin embargo...
Duele tanto...




3 comentarios:

El Ser Bohemio dijo...

En la vida pasamos por ocaciones como estas. Primero que todo quiero decirte que me gusta mucho como has relatado todo lo sucedido y las palabras que has utilizado a uno lo mantienen atrapado hasta el final.
Creo que por ciertas razones tendemos a idealizar a las personas y encapricharnos con ellas si apenas conocer un 50% de lo que son. Cualquiera que leyera tu relato diría dejálo porque sufrir tanto, pero se como duele...
Igualmente también en ocasiones buscamos personas que son inalcansables por el simple hecho que no queremos inconcientemente tener una relación con alguien. Existen muchas variantes, pero no te voy a aburrir. Solo me quedo con tu hermoso relato latiendo en mi cien. beso

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

:) dijo...

Debe ser incomodísimo ver todo eso. Si crees que esa persona merece la pena, pregúntale qué es lo que le pasa contigo.

Lunatica Estrellada dijo...

Ojala tuviera yo esa racha u.u

Estoy de los nervios porque quiero poner un libro pero no se cual... tengo que dar una pasada por mi estanteria haber cual no puse.. o poner alguno que quiera leerme.. ya vere..

ufff... mi historia... ahora estoy un poco mas inspirada pero estoy con el modulo, supongo que eso me a puesto las pilas, pero claro las clases son lo primero... vere si lo continuo pronto ;)

Sigue asi. Bs

Recibe mis entradas por correo electrónico