domingo, 18 de octubre de 2009

Mi respuesta...

Continuación...

Le miré a los ojos tras su pregunta, seguian llenos de lagrimas, igual que los mios, pero junto a esa sensacion de melancolia tenian un pequeño brillo, que reflejaba ira pero no rencor, y la frialdad propia de quien ha tenido mucho tiempo para reflexionar...por un momento me acobardé y quise irme de alli, pero entonces recordé que había decidido intentarlo y me decidi a hablar...

-Pues si te soy sincera, al principio no lo entendía, y me pase muchos dias lamentandome y culpandote por tu abandono, dios Marco, no puedes hacerte una idea de lo que sentía, de pronto cortabas conmigo y te ibas de mi lado, asi sin más, sin una explicacion, sentia que tu amor hacia mi se habia acabado y no era capaz de ver porque...

-Bridget, si me puedo hacer una idea, yo te deje, eso es cierto, pero no tenia otra salida, te echaba muchisimo de menos pero no podía hacer otra cosa, necesitaba que pensaras y entendieras, y quedandome a tu lado como si nada nunca serias capaz...

-Lo se, y ahora se que hiciste bien, porque al fin pude comprender lo que ocurrió... y fui capaz de contestarme muchas de las preguntas que me había hecho. Por fin entendí porque me dejaste...

- ¿Y por que fué?

- Sencillamente, ocurrió lo que ha tanta gente le ha pasado y lo que yo siempre dije que no haría, con el tiempo, se me olvido seguir demostrandote todo lo que me importabas, mi amor hacia ti, mi cariño, olvidé decirte cada día lo suertuda que era por tenerte y lo feliz que era a tu lado, despues de tanto tiempo cree una rutina a nuestro alrededor basada en mi vida, en mi trabajo, en darte un beso al salir de casa y en verte un rato antes de dormirme sobre la almohada mientras sostenia papeles del trabajo en la mano...

Le dije aquella sarta de verdades sobre mi error, mientras las lagrimas me caian, y no sentí vergüenza, ya que pensé que a pesar de todo lo que ya había llorado, sentia que merecia derramar mil mas... el en silencio tambien lloraba y me miraba a los ojos con sensación de alivio, como si en su fuero interno se hubiese hecho a la idea de que nunca llegaría este momento.

-Tienes razón en todo lo que dices, fue eso lo que ocurrió...

-Te he echado tanto de menos, cuando me di cuenta de lo que había hecho, cuando fui capaz de entender en que había convertido nuestra vida, en la cantidad de reproches a las que se limitaban nuestras conversaciones cuando intentabas arreglar lo que yo aun no veía... me sentí aun peor de lo que ya me sentía tras nuestra ruptura, pero te había querido tanto, y te seguía queriendo tanto, sigo tan enamorada de tí, que tenia que intentarlo, tenía que venir y pedirte perdón por todo, tal vez, ya no hubiese solución, pero necesitaba que supieras cuanto lo sentia y que te sigo queriendo muchisimo, quería decirte que quiero demostrarte que quiero cambiar por ti y recompensarte todo lo que te he hecho, no espero nada porque sé que tal vez sea tarde, pero quería que al menos lo supieras...

Al oir aquello su mirada cambió, la melancolia paso a una mirada calida llena de afecto, pero aun resguarda bajo un aire de desconfianza...

-Me alegra oir eso, porque yo tambien sigo enamorado de ti, pero no es fácil, esta conversación ha ayudado mucho creeme, pero aun asi no puedo decirte que si, que esta todo olvidado y que volvemos juntos hoy mismo, no es tan fácil, creo en ti y en tus palabras, pero necesito volver a recuperar la confianza que tenía, no puedo arriesgarme y volver a pasar por lo que pasé...

-Lo se Marco, lo entiendo, y es lógico, pero dejame que te lo demuestre por favor...

- Claro que si, podras demostrarmelo si quieres, aun te quiero y por eso merece la pena, porque deseo que puedas lograr demostrarmelo y que pueda volver a confiar en ti, porque me encantaria que todo volviese a ser como antes... y que un dia pueda decirte, Bridget... Me encantaria volver contigo, pero hoy no es el dia, aun no... pero para eso tenemos tiempo, hay que ir despacio...

-Lo se, yo tampoco quiero que nos precipitemos...


Los dos sonreimos, aun nos quedaba una esperanza y ahora todo dependia de mi...


-Tengo que volver al trabajo.

-Si yo también.

-¿Me llamarás?

-Claro


Pagó la cuenta y salimos juntos de la cafeteria, ya en la calle nos despedimos con el recuerdo de mi promesa de llamarle...

-Adios Bridget.

-Adios Marco.

Me abrazó en señal de despedida, fue un abrazo corto, estrecho y cálido, sobre todo cálido, cuando me separé de sus brazos nos miramos a los ojos, sonrió, me beso en la frente y se marchó...


Continuará...





lunes, 12 de octubre de 2009

Conversación

Continuación...

Y sin darme cuenta, ahí estabamos los dos, sentados en la mesa mas pequeña de la cafeteria, y la más lejos de la puerta también, removiendo nuestras tazas de café, esperando que alguno de los dos dijera algo, bueno en realidad, esperando a que yo comenzará hablar, que para eso había ido a buscarle, asi que comenzé:

-Marco

-¿Si?

-Supongo que te estaras preguntando a que he venido y que quiero decirte exactamente ¿verdad?

-Si, en realidad si, porque no lo entiendo, ya que fuiste tu la que al cerrar la puerta me dijiste que no querias volver a verme... y ahora estas aqui, no lo entiendo la verdad.

-Es cierto que dije eso, pero ni lo pensaba ni lo sentia

-¿Entonces por que lo dijiste?

-Porque llevabamos cuatro horas discutiendo, echandonos en cara nuestros fallos, y reprochandonos hasta el aire que respirabamos...

-Si, supongo que esa tarde nos pasamos mucho los dos, se nos fué la boca y acabamos diciendo cosas propias del calor de la discusion... y la verdad, siento mucho si te ofendí en algo, si dije algo demasiado fuerte que nunca pensaste que te diria...hasta yo mismo me sorprendi.

-Si, me dolieron muchas cosas, pero yo no me quede atras, yo tambien lo siento.

-Ok

Un pequeño silencio, en el que nos dedicamos a escudriñar la mirada del otro, intentando adivinar el efecto que habían tenido nuestras palabras y el intentando imaginar lo que vendria después. Porque aunque nos habíamos librado de mucha carga en esas frases, el sabía que faltaba algo...

- Tambien toda esa sarta de reproches, se unió al hecho de que tu empezaste a recoger tus cosas de casa y dijiste que te marchabas, que ya lo habías decidido incluso antes de discutir, dabas por zanjada la relación y yo no sabia por que...

-¿Y ahora ya lo sabes?

-Si. Por eso he venido, porque después de mucho pensar, me he dado cuenta de todo, he entendido porque te decepcionaste y acabaste con todo...

Nuestros ojos estaban llenos de lagrimas, hablar esto estaba resultando mas duro para los dos de lo que yo había imaginado... Ninguno de los tenía fuerzas para seguir, y al final, él, con la voz temblandole atinó a decir...


-¿Ah si? ¿Y según tu por que decidí romper contigo?


Continuará...

lunes, 5 de octubre de 2009

Reencuentro

Continuacion...

Llame con los nudillos a la puerta, y no me dió tiempo ni a echar a correr porque enseguida oí su voz. "Adelante.."

Al abrir la puerta le vi alli sentado, oculto entre esos montones de papeles que yo nunca entendía y como siempre tan enfrascado en ellos que ni levanto la vista para ver quien había entrado...

-Marco

-¿Bridget?- Es increible, ¡Que guapa esta! ¿A que habrá venido?, su cabeza no podía dejar de funcionar...

Marco empezaba a ponerse nervioso por momentos, la irrupcion de Bridget en su despacho le había dejado desconcertado, yo me dí cuenta de ello, por lo que me apresuré en decirle algo antes de que me llenara de miedo y me quebrara la voz...

-Marco, yo... he venido porque quiero hablar contigo, he pensado mucho en todo lo que ha ocurrido y necesito que hablemos, perdón por presentarme de esta manera en tu oficina sin avisar, pero temía que si te llamaba no quisieras recibirme...

-Bridget... es cierto que me he asombrado al verte, no te esperaba es cierto, pero tampoco pense que querrias venir algun dia para hablar las cosas, y bueno no te preocupes por lo demas, es cierto que tenemos que hablar, y si tienes que decirme algo supongo que has hecho bien en venir...

-Gracias

Silencio, apenas fueron unos minutos, pero ambos nos callamos y nos miramos, podía palparse la tensión en el ambiente, me di cuenta de que aun tenia nuestra foto sobre el escritorio y eso me gusto, clavé mis ojos en el y su mirada mostraba por momentos distintas sensaciones, cariño, admiracion, desconfianza, vergüenza, deseo, dudas, alivio... y teniendo en cuenta todo lo que yo habia pasado en su ausencia, supuse que la mia tambien reflejaba tantas cosas que al final el rompió el silencio...

-¿Entonces quieres que hablemos?

Esa pregunta rompió mis pensamientos y me recordó a lo que había ido...

-Si, claro que si, Marco.

-Esta bien, ¿ Te parece que bajemos a la cafeteria de enfrente? Habrá menos gente y estaremos mas tranquilos que en la de la oficina

-Si claro

-Esta bien, vamos


Le observe mientras guardaba unos documentos en una carpeta, estaba nervioso, las manos le temblaban, y de vez en cuando se le caia alguno al suelo, al fin termino, y cuando pasó junto a mi para coger su chaqueta, aspire su perfume, aun llevaba ese que me gustaba tanto... entonces se dió la vuelta, me miró y por primera vez me sonrió, sin más abandonamos la oficina encaminados hacia la cafeteria, donde nos aguardaba una gran conversacion...


Continuara...

Recibe mis entradas por correo electrónico