domingo, 18 de diciembre de 2011

¿De que me sirve soñar contigo? Parte 4

Puede que soñar contigo me haga daño, puede que deba dejar de hacerlo, o tal vez no es soñar contigo lo que me hace daño, si no darme cuenta de que esos sueños nunca se harán realidad...

El otro día te vi más tiempo de lo habitual, al principio estaba emocionada, pensaba que aunque hubiera mucha más gente podría ser especial, que podría ser diferente, pero no lo fue, fue como ha sido siempre, como han sido todos mis momentos, todos mis sueños, tristes y decepcionantes...

Al principio cuando te vi llegar, tuve que agradecer estar sentada porque de lo contrario estoy segura de que me habría caído, estabas guapísimo, y por un momento temí que no fueses tu, que hubieses cambiado que te hubieses dado cuenta de tu belleza y te hubieses convertido en un gilipollas integral, pero no, no era así, afortunadamente seguías siendo tu...

Pude observarte toda la noche y cada minuto que pasaba volvía a ver todo lo bueno que hay en ti, todo lo que ya había visto, lo que ya me sabía de memoria aunque a veces aún me sorprenda que haya alguien como tu, y una noche más me demostraste que seguías siendo tu, tu con tu simpatía, con tu seguridad, con tu optimismo, con tu bondad, con tus buenos deseos, tu con tu poder para hacer que todo el mundo se sienta bien, tu creando una vez más esa atmósfera de comodidad a tu lado, tu sonriendo, con esa sonrisa que hace que todo en el mundo parezca menos malo...

Y me alegre, me alegre de que exista alguien tan bueno como tu, alguien que merece la pena conocer, alguien que te hace pensar que en el mundo aún hay esperanza, que la humanidad tendrá una oportunidad mientras existas tu porque eso querrá decir que puede que no seas el único, que puede que aún haya gente buena por ahí...

Pero también me di cuenta de que mientras tu eres tu, yo sigo siendo yo, sigo siendo incapaz de acercarme a ti, de hablarte, de estar a tu lado más de un minuto sin que me tiemble todo el cuerpo...

Tu sigues siendo tu, y yo... solo soy yo, somos como el agua y el aceite, como dos imanes que se repelen para siempre, no hay forma de que en esta vida, alguien como tu este con alguien como yo... y no hay nada en el mundo que pueda cambiar eso...

Y de eso también me di cuenta el otro día, mientras te observaba, había cientos de chicas que podrían estar contigo y que estarían encantadas de hacerlo, más de la mitad del lugar te habría seguido donde fuera si se lo hubieras pedido, y no, no lo hiciste, pero eso no significa que no viera tu mirada, la vi, me di cuenta de que probablemente, entre esas chicas, ya has encontrado a alguien con quien estar, alguien que se parezca a ti, alguien más guapa que yo, mejor que yo, definitivamente alguien que no desentone tanto como lo haría yo...

Por eso debería dejar de soñar contigo, ¿De que me sirve? Si, es cierto, sigo siendo feliz cuando pienso en ti, y soñar contigo me ayuda cada día a que todo vaya mejor, aunque tu no te des cuenta, pero...¿De que me sirve soñar contigo, si al final solo te tendré en sueños? Debería dejar de soñar contigo, el problema es que no puedo.




martes, 6 de diciembre de 2011

Aún me hace sonreír... Parte 3

Estaba jugando con la anilla de un refresco, al abecedario, hacía tanto que no lo hacía, en realidad, era algo inconsciente, mientras hablaba con mis amigas, jugaba, ni siquiera lo pensé, ni si quiera pensé en ti mientras lo hacía, el caso es que al final, se soltó, la anilla se soltó justo cuando llegue a la primera letra de tu nombre, y por un instante desvié la atención de la conversación, mientras la sostenía entre mis manos, y la miraba como si te estuviera mirando a ti, y la guarde como si fuera algo muy importante...

Por lo que, si, has acertado, sigo soñando contigo, y sigo haciendo la idiota cuando estas cerca, como buscarte con la mirada por la habitación mientras finjo que hago algo, escudriñar tu rostro para aprenderme de memoria todas tus expresiones del día para luego poder recordarlas o echarme a temblar en las extrañas ocasiones que cruzas tu mirada con la mía, por no hablar de cuando me hablas, a veces siento que desfallezco y tengo que agarrarme fuerte a lo primero que tenga cerca para no caer...

También hago cosas idiotas cuando no te veo, como guardar la anilla de la lata de un refresco que se ha soltado por la letra de tu nombre, o imaginarme como seria mi vida contigo a pesar de saber que eso nunca sucederá...

Si, sigo soñando contigo, y sigo haciendo la idiota, pero que le voy a hacer, pensar en ti aún me hace sonreír, solo con pensarte un instante ya consigo pasar bien el día, ya ves, tienes el poder de hacerme un poquito más feliz sin estar cerca, y ni si quiera lo sabes...

No se, tal vez soñar contigo merezca la pena mientras eso me haga un poquito más feliz...¿ No?

miércoles, 26 de octubre de 2011

Total e incondicionalmente enamorado

Raúl pensaba que podría estar toda la vida mirándola, se quedó fascinado en cuánto la vio, nunca olvidaría el día en que ella llegó, con su pelo suelto, al viento, con sus ondas rebeldes moviéndose de un lado a otro, caminaba firme, decidida, y rápido, muy rápido, tanto que a Raúl a veces le parecía que levitaba, llevaba una camiseta de mil colores chillones, todos mezclados, colores vivos, alegres, que se unían unos con otros y formaban mil surcos distintos, una camiseta que al primer vistazo parecía iluminarlo todo, y al instante casi cegaba, pero que parecía gritarle al mundo, eh, ¡estoy aqui!, y surgía efecto, vaya si surgía efecto, él ya no podía dejar de mirarla...

Tenía la mirada más penetrante y sincera que había visto en su vida, si Raúl posaba fijamente la vista en sus ojos, casi podía sentir que conocía todos sus secretos, que podía observar hasta el fondo de su alma y envolverse junto a ella...

Y entonces la oyó reír, tenía una risa fuerte, que llamaba la atención y hacía que todo el mundo despertarse de sus pensamientos, y se les contagiara la risa, él se fijó un instante al verla reír, y se dio cuenta de que esa risa podía alegrar los días a todo el mundo, y él se impregno de su risa para siempre, quería conservarla siempre en sus oídos, quería guardar la imagen de ella riendo para siempre en sus ojos...

Él quería que siempre riera, porque cuando la observaba reír, él la veía como un faro de luz que lo iluminaba todo y que si estaba ahí nada malo podría volver a pasar, y de pronto perdido en sus pensamientos, sentía el desesperado impulsó de que siempre fuera feliz, de que siempre riera y de que su ropa, su risa y sus ojos iluminasen para siempre la ciudad...

Y así se fue dando cuenta de que haría cualquier cosa para que ella nunca dejase de sonreír, no le importaba ir al infierno si a cambio podía oír su risa el resto de sus días...

Podía estar toda la vida oyéndola reir, mirándola... y es por eso que como todo el mundo sabía, estaba total e incondicionalmente enamorado.


lunes, 26 de septiembre de 2011

Aún sueño contigo Parte 2

¿Te acuerdas cuando te dije que soñaba contigo?

Pues aqui sigo, soñando contigo, pero ahora soñando de verdad, antes te tenía todo el día en mi mente, todo el tiempo, cada minuto, cada segundo, cada hora que pasaba me descubría soñando contigo, ahora también claro, porque no hay un minuto en el que no te cruces por mi mente, solo que ahora... sueño mucho más, todo el día, desayunando, comiendo, cuando te veo, cuando te cruzas conmigo, cuando volvemos a respirar el mismo oxigeno de la misma habitación... y cuando me duermo, se ha convertido en una rutina, eso es lo nuevo, ahora me duermo y desde el primer momento de cansancio, empiezas a aparecer por mi mente, cada día, cada noche, no hay descanso, siempre estas en mi mente, todo el día te llevo conmigo...

Y ahora...es mucho mejor, ¿Sabes por qué? Porque en mis sueños te hago feliz, cada noche sueño contigo un par de veces, a veces incluso más, y nunca es el mismo sueño, y a la noche siguiente, nuevos sueños, nunca se repiten, y en ellos, hago cosas por ti, cosas que te hacen feliz, unas veces son pequeñas cosas, gestos o detalles que a ti te emocionan, otras solo hablamos, otras te ayudo, pero en cada sueño, tu siempre terminas feliz, muy feliz, y los últimos momentos del sueño, me observas y te fijas en mi, y me miras raro, como si me vieras por primera vez, luego sonries, agradeciendome las cosas que hago por ti, te acercas mucho o incluso me rozas disimuladamente... y después... Después yo me despierto.

Y ya no puedo seguir durmiendo, porque me paso el resto de la noche imaginandome un final, deseando que pase de verdad, que cuando te vea por la mañana alguno de estos sueños se cumpla y todo cambie de una vez...

Pero nunca se cumplen, nunca cambia nada, hasta que llega la noche de nuevo, me duermo, y los sueños de esa noche, vuelven a ser distintos, pero han cambiado, ya no empiezan desde cero, es como si ya te hubieras fijado en mi y te hubiera conquistado, y entonces los sueños pasan a ser miradas y sonrisas, momentos cliché de series de televisión, hasta que en un determinado momento, yo me vuelvo a despertar y la realidad, mi realidad me golpea a mazazos...

Y cuando amanece vuelvo a verte, y tengo que hacer un esfuerzo enorme para no sonreirte como en mis sueños, para no repasar mentalmente cada una de las conversaciones o para no comerte con la mirada como lo hago cada noche...

Y aquí me tienes, aún soñando contigo, todos los días, todas las noches, creo que se ha convertido en la única manera de tenerte, porque en mis sueños... soy libre, totalmente libre, nada me afecta, todo fluye, no hay posibilidad de error, de engaño, de miedo, de rechazo... y eso hace que todo marche, que todo fluya, pero en el día a día, tengo tanto miedo de mirarte, de hablarte, incluso de saludarte, porque se me traba la voz y acabo haciendo la idiota delante de ti, y me vuelvo pequeña e insignificante a tu lado, como si fuera una hormiga que va por el suelo, a años luz de ti, y que tu nunca mirarás...

Por lo que, aqui me tienes, soñando contigo, alcanzandote de la única manera con la que puedo aspirar a tenerte... Cerrando los ojos, y volviendo a soñar...

viernes, 2 de septiembre de 2011

Solo soy alguien que sueña contigo... Parte 1

Me pregunto si te lo imaginas, si te habrás dado cuenta, me pregunto si sabrás que sueño contigo, si habrás notado lo que me ocurre cuando te veo aparecer, cuando estás cerca...

Cuando estás cerca me paralizo, el mundo sigue girando, y a mi alrededor todo sigue su curso, pero yo me paralizo y no veo nada que no seas tu, no oigo nada que no seas tu, ni aspiro nada que no huela a ti, a veces me quedo tan paralizada que se me olvida respirar, y cuando vuelvo en mi, la primera bocanada de aire siempre es rápida, enérgica, exahusta, y nunca se si es por los segundos que no he respirado o porque estas ahi, a unos metros de mi, en la misma habitación, bajo el mismo techo, respirando el mismo oxígeno...

A veces pienso que tienes que saberlo, que es tan evidente que si los muebles pudieran tener vida propia lo sabrían, sabrían que sueño contigo, porque puedo contentarme con soñar contigo, puedo intentar ser feliz solo con eso, pero no puedo fingir, no puedo luchar más, no puedo hacer que no se me note...

Se que probablemente, compartes tu vida con alguien, tu tiempo, tus propios sueños, y que yo solo soy alguien que sueña contigo, y que siempre voy a estar a años de luz de ti, pero a mi me basta con soñar contigo, eso no puede quitarmelo nadie...

A veces me gusta pensar que lo sabes, que lo has notado, al menos así sabrás que no importa como vayan las cosas, lo oscuros que sean los días, los errores que puedas cometer, los golpes que te de la vida..., al menos sabrás que no importa nada de lo que ocurra, que estes donde estes, habrá una persona en un lugar del mundo que sueña contigo, yo y que con eso tengas la certeza de que haría lo que fuera por hacerte sonreir, por abrazarte y hacerte olvidar todo lo malo del mundo...

Ya ves, haría cualquier cosa por verte feliz, y solo soy alguien que sueña contigo...

viernes, 26 de agosto de 2011

Mi felicidad puede esperar...

-Adios, deseame suerte.

-Buena Suerte- susurré desviando la vista...

No dije nada más, espere hasta que se giro y comenzo a caminar, entonces le miré, le veía marchar mientras algo dentro de mi se desgarraba, con el se iban mis sueños, mis noches en vela, mis tardes de compras buscando algo con lo que verme bien, con el se iban mis libros, mis miedos, el tacto de sus caricias, el brillo de mis ojos cuando nos cruzabamos, el temblor de mi cuerpo cuando le sonreí por primera vez, con el se iban las batallas de mi corazon, mis titubeos, mis dudas, los besos que nunca le di, la calma que me invadia si me abrazaba, la sensacion de que todo en el mundo iba bien si el sonreia, las cosas que nunca le dije y debi haberle dicho...

Pero tenia que dejarle ir, porque su felicidad se habia marchado y se encontraba a kilometros de aqui, y después de todo, el se va para ser feliz, eso es lo más importante, mi felicidad puede esperar...

-------------------------------------------------------------------------------------------------
Recomiendo este blog: http://enelcementeriodeloslibrosolvidados.blogspot.com/ en el podreis encontrar libros que ha recomendado la autora del blog, y algunos que he recomendado yo también, encontrareis la sipnosis, nuestras opiniones... etc y tambien podeis colaborar recomendando los libros que os gusten! ( las indicaciones sobre como hacerlo estan en el blog) así siempre habrá libros nuevos, de todos los géneros, y de diferentes gustos, para que el blog le sirva de utilidad a cualquier persona que lo visite. GRACIAS!

sábado, 25 de junio de 2011

Amistad...Decepción

Si alguien tuviera que definir la amistad, probablemente diría algo parecido a esto...

"La amistad es un afecto recíproco entre dos personas que no pertenecen a la misma familia. La amistad en su estado puro es incondicional. O lo que es lo mismo: los verdaderos amigos no se juzgan y permanecen a través del tiempo. Así, la amistad sobrepasa los valores individuales y temporales, es una mentalidad, un lazo particular que une a dos seres."

Pero a veces no es así, a veces la amistad es un acto entre una persona, una persona DA, DA, DA y SIGUE DANDO, y NO RECIBE NADA A CAMBIO, a veces solo recibe palabras, si, tu también eres mi amiga, yo tambien te quiero, tu también me tendrás siempre, pero... ¿a la hora de la verdad? Nada, ni amigo, ni cariño, ni te quieros, ni están siempre... es más, casi nunca están... Y a veces, muchas veces, la persona que DA y DA, sigue estando ahi, como si fuera inutil, pero no lo puede evitar porque ella si que lo siente, ella si que lo quiere.

Como tu y yo, tu nunca estás, nunca demuestras nada de lo que dices, pero aún asi, sabes que siempre estare aqui, porque yo SI TE QUIERO, porque para mi si que eres MI AMIGO.

jueves, 2 de junio de 2011

Felicidadeeeeees Carmen!


Muchísimas Felicidades Carmen!! Por fin te han llegado los 21!! Al final como te has portado bien xD he decidido hacerte esta sorpresita para que al menos la felicitación se quede algo mejor, porque ya sabes tú que hay otras cosas que son una cutrez xD como los comentarios a secas por ejemplo, xD y los 21! Tus 21! Se merecen algo más! :D

Espero que pases un buen día, aunque ambas sabemos que probablemente hayas tenido cumpleaños mejores jaja en los que no hayas tenido que estudiar y tal pero bueno, espero que lo pases bien a pesar de los pesares (Yo te ayudare con mis tontunas^^)

Y nada decirte también lo que ya sabes, que te quiero mucho!! :D que aunque te he conocido este curso, te has convertido en alguien muy importante para mi! Me has enseñado que personas como tú le dan sentido a la palabra amistad, y que a pesar de las vueltas que da la vida, y de los malos momentos que a veces nos trae, siempre tenemos reservada en alguna parte del camino algo bueno, y en este caso has sido tú!! (Que además de una buena amiga eres más buena que el pan jajaja)

Que sepas también que me lo estoy pasando genial! Casi más que nunca diría yo jeje y que estoy haciendo el tonto más que nunca, y que tú tienes que ver mucho en todo eso, porque como estas medio loca pues me lo pegas! ^^ Que le vamos a hacer, yo te pegare otras cosas, como el carácter jaja, aunque eso, no nos engañemos, te está viniendo bien ^^ jejeje ( algo bueno te tenia que pegar =P)

Te diría muchas más cosas, pero creo que ya lo sabes todo, solo me gustaría decirte una vez más que creas mas en ti, que eso es lo único que te falta. Y Que cuando lo consigas ya verás como todo lo demás, va sobre ruedas!

Te voy a ver en unas horas, por tanto no me enrollo más, que luego te cansas de leer, se te embota el cerebro, no estudias, y el lunes nos reímos por no llorar! xD Que es lo que hacemos tu y yo últimamente jajaja

Un besico, y que disfrutes los 21! Que aunque te estés haciendo viejecita… (Siempre serás 9 meses más vieja que yo xD) la vida hay que disfrutarla a topeee!! Que al final las cosas buenas que te pasen, las personas que conozcas por el camino, los momentos que vivas a su lado, lo que te hagan sentir y lo feliz que llegues a ser, es lo único importante.

MUCHISIMAS FELICIDADES CARMEN!! :D

viernes, 13 de mayo de 2011

Solo sentirlo...

-No tengo nada que hacer verdad...

-No, lo siento.

-He sido un estupido, aun le quieres.

-Si, siento haberte confundido, pero, le quiero, y creo que siempre lo haré.

-¿Por qué? No lo puedo entender, podrías entregarle tu amor a quien quisieras, y se lo das a él, ¡A ÉL! que no se merece ni tu saludo... no lo entiendo.

-Yo tampoco, pero es que no hay que entenderlo, solo sentirlo...

sábado, 19 de marzo de 2011

Las risas...

Y volvimos a reir, y entre risas, nos mire de nuevo, y observe como intentaba aferrarme a vosotros, como me concentraba en memorizar cada uno de los detalles, y entre esas risas, yo me volvia a sentir bien, de repente ya no me sentía frágil ni vulnerable, ya no sentía miedo, solo paz, y la certeza absoluta de que estuviera donde estuviera siempre os llevaria conmigo, esas risas las tenía grabadas con fuego en mi piel, y sentía que en el momento final, cuando mis ojos se cerraran, no escucharia musica celestial, ni angeles, ni pitidos parpadentes de una luz cegadora, solo las risas, donde quiera que me llevara el camino, si es que lo había, las risas, vuestras risas, nuestras risas, me acompañarían...

Entonces, cerre los ojos, y todo fue como habia imaginado, el camino, vuestras risas y yo, y en el ultimo instane, sonreí, no se me ocurría mejor manera de abandonar el mundo...

jueves, 17 de febrero de 2011

Cuando quieres cambiar...

Las personas creen enamorarse cuando se sienten aceptados a los ojos del otro, cuando no les piden un cambio, cuando pueden amar sin renunciar a nada, pero yo creo que no es así, yo creo que nos enamoramos cuando queremos cambiar, aunque el otro no nos haya pedido nada...

Cuando decides dar el primer paso (a pesar de no haberle entrado a nadie en tu vida...), cuando te das cuenta de que el pasotismo no te ayudará, sino que jugará en tu contra y te hará perder lo único que te hace sonreir y solo de pensarlo se te revuelven las tripas y te sientes pequeño e insignificante, cuando sientes deseos de dar muestras de tu cariño a pesar de la vergüenza y del miedo a ser rechazado, y sobre todo cuando lo haces, cuando abrazas, besas y acaricias a pesar del ronroneo de tu maldita inseguridad, cuando descubres que puedes ser el ser más inseguro del planeta y tienes la ligera idea de que la persona que ha vivido en tu cuerpo todos estos años tan solo ha sido un reflejo de los estereotipos, cuando tus deseos y caprichos individuales pasan a mejor vida para dejar cabida a los deseos del otro, cuando de pronto tus sueños le han hecho un hueco a alguien y ya no te parecen tan importantes si no puedes cumplirlos acompañado...

Cuando confias en alguien y le desnudas tu alma, a pesar de saber que le estas mostrando todo los sitios donde te puede hacer daño... cuando de pronto siempre crees encontrar un hueco vacio en tu cama...

Cuando te lanzas cuesta abajo, sin frenos y sin botiquin de urgencia por el otro, para que ya nada sea uno, sino que seais dos...

O cuando te das cuenta, de que tienes que cambiar si no quieres que todo se vaya al traste, y no quieres ser aceptado como tal porque sabes que tienes que hacerlo, que si quieres que funcione, tienes que cambiar...

Es en ese momento, cuando decides hacer la dificil tarea de cambiar, y no por la otra persona, sino por los dos, Cuando te enamoras de verdad...


sábado, 29 de enero de 2011

La abeja reina

Le volvi a pillar, y observe como me comia con la mirada y como el deseo se escapa por cada poro de su piel, y sin embargo, no se atrevia a tocarme, temblaba solo con pasar a mi lado, era paradójico, tanto tiempo ignorandome y ahora me veía por primera vez, los vasos se resbalaban en su mano y los mojitos caian en su garganga abrasados a pesar de los cubitos...

Y yo mientras bailaba, sin parar, con el pelo al viento, alborotado, despeinado, sexy, con los ojos centelleando y sin mirar a ninguna parte en concreto, con una sonrisa cosida a mi piel y riendo a carcajadas...

El me miraba, una y otra vez, desviaba la atencion unos instantes hasta que volvia a fijar sus ojos en mi, como si tuviera una presión magnetica, el me miraba, y yo... yo seguia bailando...

De pronto me vi rodeada de un grupo de bocachanclas con aires de chulopiscina, pululaban a mi alrededor convencidos de que era la abeja reina del lugar, retandose los unos a los otros a ver quien se llevaba el trofeo del lugar...

Era divertido observar la paradojia de la situación, que simple y previsible era todo, que fácil es ser la abeja reina, y que los gallitos del lugar maten sus pocas neuronas sin usar con tragos de tequila a ver si asi se envalentonan y dejan de temblar...

Te pones un escote, te desmelenas, entierras a tu verdadero yo, echas bajo llave al pudor y la vergüenza y te permites el lujo de por una nche, hacer lo que siempre has querido hacer...

Divertirte, pensar en ti por una vez, olvidarte de los examenes, de las broncas familiares, de las estrecheces económicas, de la amiga que siempre te falla, del amigo que no demuestra lo que dicen, del que te persigue, del que te olvido, del que te hizo daño y del que te ignora...

Y entonces, ese día, todo cambia, descubres lo fácil que es pasar unas horas sin pensar, el que te ignoraba ya no te ignora, y te sientes deseada por una vez porque todos los bocachanclas desean bailar contigo...

Y es curioso, me convertí en objeto de deseo, en el trofeo de una noche, no era lo que quería, yo solo pretendia pasar una noche inolvidable de verdad, y lo conseguí, conseguí mas de lo que habia querido, pero no por eso me gustó...


Porque fui objeto de deseo por una noche, y el que me ignoraba dejo de hacerlo, pero solo por una noche, al despertar, mi sex appeal se habia ido, igual que los guantes de seda de la cenicienta, volvia a ser yo, y volvia a estar igual que al principio...

Recibe mis entradas por correo electrónico