jueves, 30 de diciembre de 2010

¿Le odiaba?

Recuerdo que le odiaba, odiaba todos y cada uno de sus movimientos, odiaba su presencia, su voz , su mirada, todo, simplemente le odiaba, le odiaba hasta que un día descubri, que mi vida dependia de los latidos de su corazón...

Pero, ¿Realmente le odiaba?

No, no creo que fuera odio, tal vez Rabia, Ira, Orgullo... no lo se, no es que odiara sus movimientos, es que no soportaba que no se dirigiera a mi, no odiaba su mirada, simplemente es que se me retorcian los engranajes del cerebro al ver que su mirada nunca se encontraba con la mia, no odiaba su voz, tan solo me moría de celos porque nunca me hablaba a mi...

Por eso creía que le odiaba, pero no, en realidad, le amaba.

Desperdicie mucho tiempo gritandole al mundo que le odiaba, cuando en realidad, me hacia falta, mucha falta, mas falta incluso que respirar.

Recibe mis entradas por correo electrónico