sábado, 12 de septiembre de 2009

Hablandole al techo..

Y allí estaba yo, acostada en la cama mirando al techo, pensando en todo lo que habia perdido, y cuando digo todo, en realidad no son muchas cosas, se resume todo en él. Le había perdido y se suponía que debía estar mal, y por un lado lo estaba, pero por otro lado al perderle me dí cuenta de que le valoraba mas de lo que yo pensaba.

¿Sabeis? yo siempre he sido muy obediente, tanto, que hasta cumplo los refranes, y si, como estareis pensando ahora me tocaba el de "Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde" y ver que lo estaba cumpliendo era verdaderamente desolador.

¿Por que tenía que darme cuenta de cuanto le quería ahora que no le tenía? Después de dos semanas sumida en la tristeza, sin pararme a pensar que había pasado por su mente, que había ocurrido para que me abandonara así sin mas, ahi me encontraba yo, hablandole al techo, despues de secarme las lagrimas tras haberme jurado que serían las últimas que derramaba, y ahí fué cuando pude ver claramente que la culpa había sido solo mia, me había acostumbrado a tenerle y a que me quisiera y me había olvidado de que él también necesitaba de mi atención, de mi cariño, de la demostración de mi amor, porque si no demuestras cuanto quieres a alguien, las palabras pierden todo su signficado, y eso pasó, deje de demostraselo y él pensó que dentro de mí ya no habia nada...

Y no sabía que era peor, si llorar todo el día por su abandono como antes, o pensar que no tenía derecho hacerlo pues la culpa había sido mia...

Él estaba en todos mis pensamientos, en todos los momentos del día, cada vez que cerraba los ojos ahí estaba él, y ya no sabía que hacer, ¿Olvidarle?, no sabría como, ¿Ir a buscarle, admitir mi culpa e intentar demostrarle que estaba dispuesta a cambiar para que todo volviera a ser como antes? Me faltaba valor...

Y ahí estaba yo, hablandole de nuevo al techo, y naturalmente no me contestaba por lo que seguía sin saber que hacer...al final pensé que ya le había perdido y que si intentaba demostrarle que cambiaria por él tampoco perdía nada, entonces, decidí al menos intentarlo.



Continuará...


8 comentarios:

Claudia Morales dijo...

El amor siempre nos hace más sensibles, egocéntricos..
Buscamos el cariño incondicional de esa persona y nos olvidamos de la parte que nos toca.
De los errores se aprende, o quizá sea un error prácticamente inevitable.

;)

Hollie A. Deschanel dijo...

Ah, el amor. Qué cosas nos hace sentir ¿ah? Muás :)

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

vivan las experiencias :)
Yo digo que a veces uno se engaña sobre lo que quiere. No hace falta sentirse culpables {y olvidar no es posible}
Para mi funciona cuando ambos -o mas...- se dirigen hacia un mismo punto y lo quieren

Encantado

La Chica Piruleta dijo...

Eso está bien, intentarlo.

¿Sabes? Yo estaba empezando a
dejar de demostrarle mi cariño
a mi novio, pero he sabido verlo
a tiempo y he reaccionado.

Muchos besos.

Aurora Real dijo...

Si no se intenta, es imposible.

Para que no quede la duda, siempre "Intenta" :)

los perros románticos dijo...

apuesto todo al amor. siempre.

Florecita dijo...

a veces no nos damos cuenta d q si no damos algo proporcional a lo q recibimos nos exponemos a perder a la otra persona... supongo que de todas formas despues d pasar por ello aprendemos la lección y al fin y al cabo vale la pena intentar cambiar porque no perdemos nada y sin embargo podriamos ganar mucho... =)=)

besitos de fresa!

pd: me encanta la entrada anterior!

Florecita dijo...

por cierto, te he dejado un par de premios en mi blog =)
besitos de fresa!**

Recibe mis entradas por correo electrónico