lunes, 14 de diciembre de 2009

Memphis

Continuación...

Después de unas seis horas de viaje, Kate por fin llegaba a su destino, al mirar por la ventana, vió a toda esa gente esperando a familiares o amigos que bajaban de ese tren, observó las lagrimas, los abrazos, los besos, los brazos agitados en el aire, escuchó las risas, las voces, y por un momento, casi deseó que hubiera alguien esperandola a ella, pero eso no podía ser, asi que cogió su maleta y se dispuso a bajar, después de unos minutos de papeleo con el regidor, alli estaba ella, ante la estación de tren de la que a partir de ese momento, sería su ciudad, Memphis.

Caminó haciendose paso entre el gentio, sin mirar a nadie, sin mirar atras, tan pronto como pudo salir, subió al primer taxi y se marchó, le indicó al taxista la pensión hacia la que se dirigía, la pensión Lakers, según habia visto en internet, no era gran cosa, pero era todo lo que podia permitirse por entonces, ya habría tiempo de encontrar un lugar mejor.

Admiró el paisaje mientras descansaba, el taxista, la miraba por el espejo retrovisor con curiosidad, no se podía negar que era bella, pero callada, muy callada, como todas las extranjeras, aunque esta no lo parecía...

-Señorita, ¿De donde es usted? ¿Es americana o acaso proviene de otro pais?

-Americana.

-¿De donde viene exactamente?

-De Orlando.

El taxista observó que la joven no estaba dispuesta a más chachará y resolvió no preguntarle más, cosa que Kate, agradeció. Cuando llegaron a la pensión, pagó el trayecto y descendió, miró la fachada y un temblor recorrió todo su cuerpo, daban ganas de salir corriendo, pero no podía hacer más, sin más preámbulos, se encaminó hacia recepción donde una antipática mujer le preguntó sus datos para regristarla.

-¿Como ha dicho que se llama?

-Kate Weiss.

Reservó alojamiento alli para tres semanas, tiempo, durante el que pretendía encontrar algo mejor, se dirigió a su habitación, la 324, sintió nauseas al cruzar el umbral, la habitación y el minusculo cuarto de baño, presentaban peor aspecto de lo que había imaginado al ver el deplorable estado de la fachada, pero cuando ya llevaba unos minutos, no le pareció tan mal lugar, podría haber sido peor, se dijo y se tumbó en la cama de un salto, donde se durmió durante unas horas, al despertar, solo una pregunta albergaba su mente, ¿Conseguiría que no la localizasen nunca más?


Continuará...

7 comentarios:

Angus dijo...

Me encanta. Tengo curiosidad por ver hacia donde va tu historia.

La chica de la mirada caleidoscopica. dijo...

Es bueno perderse.Lo malo es cuando no te encuentras.
Y a veces, aprendes a valerte de un momento para sentirte bien, a mi me basta con uno.
Siguela :)

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

=0 Memphis es una linda ciudad, muy fria por cierto, me encantan tus historias y muchisimas gracias por pasar siempre por mi blog y ademas que te guste lo que escribo, mil gracias cuidate y continuamos con tu historia ehhh, =D

Un besoooo linda semana

Lunatica Estrellada dijo...

Lo tuyo es dejar con la intriga xD la verdad es que yo haria como ella, me da igual donde estar siempre que pueda estar lejos..

por cierto acabo de poner nuevo libro, que yo creia que te adelantaria, pero no a podido ser xD yo creo que te gustara, y ademas e añadido algo.. ya veras..

besis ;)

loli68 dijo...

muy bien...y ahora ¿Porque huye?....problemas con el amor....un beso wapisima, lo haces muy bien

la.niña.de.tus.ojos dijo...

es preciosa la hitoria¡

yo vivo cerca del malecon, x ahi.
tu, por donde?

Hollie A. Deschanel dijo...

A ver cómo sigue :)

Beso!

Recibe mis entradas por correo electrónico