martes, 30 de noviembre de 2010

Echar a correr



Y echamos a correr, con la lluvia mojando nuestros cuerpos y nuestra respiracion brevemente entrecortada, corrimos, a pesar de todo corrimos, riendo, jadeando, despeinadas, con el corazón a mil y dolor en las costillas, pero seguiamos corriendo, sin rumbo fijo, de aqui para alla, pero sabiamos que cada pisada nos mostraba el camino a la libertad, la libertad...la ansiada libertad, huiamos de una sociedad que nos ahogaba, de unos estereotipos que no comprendiamos, queriamos ser libres, libres de verdad, queriamos sentir el aire caliente de mayo en nuestra piel mientras nuestros pulmones auxiliaban oxigeno, queriamos encontrar la felicidad aunque esta durara poco, al menos la habriamos conocido y muy poca gente tiene ese privilegio, por eso corriamos, corriamos y corriamos hasta que solo fuimos un punto en el horizonte...

Hasta que la encontramos, sentimos la libertad y encontramos la felicidad...

Después volvimos, ¿Que otra cosa podiamos hacer? caminabamos despacio, despeinadas, sudadas, en silencio, mientras nuestros corazones recuperaban su pausado ritmo, de pronto nos miramos y fuimos conscientes de algo: Nuestro aspecto seria rechazado al volver, no tardariamos mucho en ahogarnos de nuevo, quien sabe cuanto, tampoco sabiamos si volveriamos a tener fuerzas para hacer algo asi, pero a pesar de todo, sonreimos, lo habiamos conseguido, descubrimos la verdadera felicidad... y nos dimos cuenta, de que no costaba tanto, bastaba con reunir a un par de amigas, de las de verdad, de esas por las que te jugarias todo a una carta, de esas que esperas encontrar en tu pedacito de azul, y despues, echar a correr...correr y seguir corriendo, hasta convertirse en un punto en el horizonte...

5 comentarios:

El Ser Bohemio dijo...

Con solo haber conocido la libertad y la felicidad ya vale la pena haber vivido. Luego siempre debemos volver...pero para luego regresar a buscarla. Hermosa entrada. te mando un beso

:) dijo...

Es bueno contar con amigas así, y no todo el mundo tiene esa suerte. Tú y yo al menos podemos estar felices por haberlas encontrado. Y ya, si encontramos la felicidad junto a ellas.. creo que poco más se puede pedir.

Lunatica Estrellada dijo...

El tener amigas de verdad es lo unico que queda tanto en lo bueno como en lo malo. Y esos momentos se quedan para siempre.

Bueno. queria decirte que ya cogi el libro de ''El regreso'' y lo voy a comenzar ya que termine los examenes. te comentare que tal y tal vez deje un comentario en el blog. ya veremos. bss

Lunatica Estrellada dijo...

Pues no se me habia ocurrido, pero mira como aun estoy decidiendo cual es el proximo libro que pongo pondre una reseña sobre la peli.

Yo ahora estoy mucho mas libre ya que aprobe todito, asi que voy a aprovechar que no tengo que estudiar para leer todo lo que pueda. ^-^

Bss

Florecita dijo...

Dios! qué bonitas son las amistades de verdad... y qué lindos esos momentos de felicidad... porque si estás con ellas en esos momentos, aunque después la realidad se vuelva cruda... que te quiten lo bailao!!

LO SIENTO por haber estado tan ausente! lo siento mucho guapa! he estado con mil cosas distintas y al final el otro día que tenía intención de escribirte no tuve tiempo. Voy a dar un paseito a ver qué me he perdido...

mil besitos de fresa! ^^

Recibe mis entradas por correo electrónico