viernes, 14 de septiembre de 2012

Sigo soñando contigo-parte 11

El reencuentro, fue más bien un no reencuentro, lo admito. Tu te comportabas como si yo no existiese y yo... bueno yo como siempre, mirándote de reojo cada minuto y medio ( tal vez cada menos) y  haciendo todo lo posible para disimular, para que no se me note...

Indiferencia, esa tu actitud, una total y absoluta indiferencia, y... me dolió, no lo niego, pero también pensé que igual era lo mejor, que ya estaba bien de toda esta historia y que tal vez así, un día de estos lograría dejar de soñar contigo... 

Pero que equivocada estaba, hoy nos hemos encontrado, en un sitio donde nunca creí que nos encontraríamos, me has mirado, me has sonreído y  en ese instante has vuelto a poner todo mi mundo patas arriba, si patas arriba, porque no puedes hacerte una idea del efecto que produces en mi cuando sonríes, sobre todo si esa sonrisa va dirigida a mi... No te haces idea de lo difícil que me resulta que no notes mi temblor, de lo que me cuesta controlar la respiración y del esfuerzo que hago para que no me falle la voz...

Si, la voz, porque para seguir completando mi día de suerte te has acercado a saludar, dos besos, solo dos besos y una conversación, no se ni como he podido seguirte el hilo, porque yo no podía dejar de pensar en mis mejillas, que aun hormigueaban en el lugar donde tus labios las habían rozado...

Y entonces llega la clave de la conversación, cuando te oigo decir..."¿Hoy has ido? No te he visto, no estabas" Y yo por unos segundos me dejo llevar y mi mente lo traduce por algo como " me has buscado" y ambos sabemos que no es probable, que tiene que haber otra explicación, pero ilusionarse es gratis, y yo necesito alguna ilusión en mi vida, así que me dejo llevar y prefiero seguir pensando así, que me has buscado...

Y supongo que ya no importa como haya sido, el caso es que tengo una sonrisa de idiota todo el rato en mi cara desde entonces, y que una vez más has vuelto a alegrar mi día con muy poquito, en un instante, y una vez más vuelvo a estar perdida en medio de este mundo del que no he salido desde hace meses, ese mundo llamado, que aquí sigo, soñando contigo...

1 comentario:

X dijo...

Jajajaja. Diagnostico un caso grave de enamoramiento. Quién no se ha sentido así alguna vez, con el día echado a perder por una llamada perdida no contestada y el cielo abierto con un simple mensaje...

(¡Pensaba que habías desaparecido!)

http://atlantis2050.blogspot.com

Recibe mis entradas por correo electrónico