lunes, 28 de mayo de 2018

¡AUPA ATLETI!



El Atleti define a la perfección quién soy. No entiendo mi vida (la pasada y la futura), ni quién soy, ni quién quiero ser, sin ser del Atleti. El Atleti es una magia que te atrapa y te transforma. Es algo que a veces no se sabe muy bien como llega a tu vida, pero que cuando llega se queda para siempre.

En mi caso desde siempre. Aunque sería muy difícil explicar como, cuando y porqué. Miro atrás y no recuerdo un momento en el que no haya sido del Atleti. Jamás dejé de serlo y siempre lo he llevado con orgullo. Es lo que soy.  Y mirad que lo intentaron. El Atleti con el que yo crecí es el Atleti de segunda división, el de años perdido en mitad de tabla, el que perdía año tras año contra el Real Madrid, el que caía simpático y del que les gustaba "burlarse" llamándonos  "El pupas", " Los sufridores". Como si nos importase...porque si somos lo que hemos vivido, también somos todo eso y todo eso ha forjado el Atleti actual. Y no me refiero al que gana, sino al que lucha, porque ninguno olvidamos que esto es caer y levantarse, seguir luchando.

El Atleti es una forma de entender la vida. El Atleti somos todos los que creímos sin haber visto. Y los que habían visto y no desistieron porque sabían que otro Atleti era posible, porque sabían que el Atleti era caer y levantarse. Luchar, aguantar, vencer, caerse, volverse a levantar. Como la vida misma. 

Y esto no es un panfleto para que os hagáis del Atleti, el Atleti te elige. Hay quién se sube al carro en el camino pero que si a la primera de cambio se cae... este no era su camino, no le habían elegido. Pero si os atrapa, os aseguro que os atrapará para siempre. 

Y ser del Atleti es lo mejor que os puede pasar. La mejor lección. La mejor pasión. Sé de lo que os hablo, yo soy hija de un madridista, un gran madridista por cierto y una aún mejor gran persona. Podría pasarme horas hablando con él de fútbol, en cualquiera de sus vertientes y me encanta. Al fin y al cabo  creo que somos los más futboleros de nuestra casa. Y sin embargo, él es del Real Madrid (Enhorabuena otra vez por la 13ª champions papá ;) )  Y su hija es del Atleti, así de contradictoria es la vida (y el fútbol), y así de bonita. 

Podría haber elegido cualquier vídeo para mostraros un poco de que va esto del Atleti, pero tras ver por enésima vez la despedida de Fernando lo tenía claro. Este era el vídeo perfecto. Porque Fernando Torres es el Atleti, así como lo fue Luis Aragonés. 

Ellos han sido y serán siempre el Atleti, siempre serán Coraje y Corazón. Y todos los atléticos seremos un poco ellos porque ellos son los que han forjado esta gran pasión. Gracias Luis. Gracias Fernando, y...¡AÚPA ATLETI! 






No hay comentarios:

Recibe mis entradas por correo electrónico