sábado, 8 de noviembre de 2008

siempre contigo

(Una pareja de enamorados, pasea en silencio por un jardin, el la mira de reojo, no aguanta más, decide que tienen que hablar...)

-Maria..
-¿Que?
-Quiero decirte algo
-Dime, ¿Que pasa?
-Sabes que desde que estamos juntos, no puedo dejar de pensar en ti durante todo el día y que incluso cuando duermo...sigo pensando en ti, apareces en mis sueños, como ese angel del que un día me enamoré y no quiero dejar marchar.
-Cariño...te quiero, pero... ¿A que viene esto ahora?
-Viene a que ayer por la tarde me dormí y como siempre volví a soñar contigo, un sueño tan bonito como los anteriores por supuesto, pero al despertar senti el deseo de salir al balcon a respirar el aire que tu estarias respirando en otro punto de la ciudad, sali con ganas de gritarle al mundo cuanto te quiero, sin importarme la cara de incredulidad de la vecina al verme gritar, pero no pude hacerlo, porque entonces te ví.
-(ansiosa)-¿Me viste?
-Si te vi, caminabas sola abrazandote a ti misma, y llorando...llorabas desconsoladamente, despues de unos segundos reaccione y justo cuando iba a bajar a buscarte, echaste a correr y te fuiste, todavia ibas llorando, y por más que te llame y te busque no contestaset a ninguna de mis llamadas, ¿ Que pasaba Maria? ¿Por que llorabas? ¿Por que no me llamaste como otras veces para decirte que todo saldria bien? ¿ Por que hoy vienes con una sonrisa en el rostro pero sin dirigirme la palabra?


(María comienza a llorar, el la abraza durante un rato hasta que ella se calma y adquiere el valor suficiente para empezar a hablar)

-Carlos, ayer por la mañana fui al hospital a que me hicieran unas pruebas que me habian mandado, no te conté nada para no preocuparte, me dijeron que esperara, que era urgente y que ese mismo día me darian los resultados, durante la espera no podía dejar de pensar en ti, el doctor me dijo que no tenia muy buena pinta pero que habria que esperar, creo que nunca una espera se me había hecho tan larga, al cabo de tres horas vino una enfermera a buscarme, me llevo a una salita donde el medico me esperaba...

(Carlos con lagrimas en los ojos, y temiendose lo peor le cogio las manos a María, ella continuó...)

- Me diagnostico un tumor cerebral, y que no hay nada que hacer...y lo primero en que pensé fue en ti, me dijo que me quedaba un mes de vida, lo mucho dos... y que intentara aprovechar al maximo porque ya nada se podía hacer, salí de alli llorando...solo tengo 25 años, y voy a morir, siempre había pensado en el momento de mi muerte, y nunca lo había imaginado así, siempre pense que sería cuando fuese anciana, tal vez durmiendo, pero siempre llevandome a mi tumba tu ultima sonrisa, tu ultimo te quiero, la ultima sonrisa de nuestros nietos, y el ultimo orgullo de nuestros hijos, pero nada de eso sería asi... me acuerdo cuando empeze a tener nauseas y mareos, y la primera angustia fue...¿me habré quedado embarazada? ojala fuese eso...pero no. Las cosas nunca salen como uno quiere.

(Carlos rompió a llorar...la abrazó, y secó sus lagrimas, y la cubrió de besos como si la vida le fuese en ello...)

-María...¿no pensabas decirmelo?
-No, no pensaba hacerlo, no quería verte sufrir, no quería que me miraras como lo haces ahora, Carlos...eres lo más bonito tengo alrededor, lo mejor que me ha pasado,y solo quiero que seas feliz, no quiero que mi ultimo mes contigo, sea viendote sufrir...
-(llorando) María te amo, y cuando empezé a amarte, me juré que lo haría siempre, y que siempre estaría contigo, y ahora también, no me pidas que no sufra porque no es divertido asimilar esto, y puedo imaginar todo lo que tu estas sufriendo, pero te vas a ir de mi vida, y no puedes pretender que no sufra, entiendelo...
-lo entiendo, y también entiendo, que no quieras pasar este mes conmigo...que prefieras dejar todo esto aqui.
-¿¿¿Estas loca??? no vuelvas a decir eso, porque siempre estaré contigo, siempre, solo he hecho una cosa bien en la vida, y ha sido amarte, el día que empeze a amarte, empeze a amarte para siempre, eres mi vida María, y hasta ahora si tu ries yo rio, si te caes, yo caigo, si tu saltas yo salto, si te pinchan yo sangro, y si te mueres..yo muero, no me pidas que no este contigo, porque será en lo unico que no te complacere, te amo, ¿ Me oyes? te amo, siempre estare contigo, siempre contigo.
-Gracias Carlos, te amo, pero prometeme una cosa.
-Dime
-Dejame que seque tus lagrimas, y tu seca las mias, y prometeme que no volveremos a llorar hasta que llegue el día de muerte, prometeme que aprovecharemos cada día, como si fuera el ultimo, prometeme que este mes será el más bonito de todos los que hemos pasado.
-Te lo prometo, te quiero
-te quiero

( y sellaron su pacto, con un largo beso, y juntos se fueron abrazados, sonrientes, pensando en la suerte que tenian de tenerse, porque cuando ocurre algo así no puedes cambiarlo, pero la reaccion depende mucho de a quien tengas al lado en ese momento, y ahora ambos sabian que la espera sería más facil, porque juntos, todo es más facil...)

No hay comentarios:

Recibe mis entradas por correo electrónico