miércoles, 8 de abril de 2009

Carta de despedida

Me voy, siento despedirme de ti así, mediante una carta, pero no puedo hacer otra cosa, porque si te miro a la cara me convenceras y no quiero, mi estancia aquí ha terminado, nunca olvidaré todo lo que he vivido, siempre recordaré esa extraña sensación que sentía cuando estabas a tres centimetros de mí, no olvidaré el calor de tus abrazos, ni la ternura con la que secaste mis lagrimas cuando llegué, el día que cruce esa puerta, me dijiste "Aquí tienes un amigo", " Nunca lo olvides" entonces me abrazaste, secaste mis lagrimas y despues de unas cuantas cervezas juré que siempre serias mi amigo, tu sonreiste y tomaste otro trago asintiendo levemente con la cabeza, hoy deberían colgarme por no cumplir mi promesa, porque hoy y desde hace un tiempo no logró verte como a un amigo, si, es lo que te estas imaginando, me he enamorado de ti, poco a poco, y no puede ser, por eso me voy, porque no puedo seguir viendote cada día, queriendote de esta manera y saber que no puedo, cada mañana me gustaría despertarte con besos pero lo tengo prohibido, por eso me voy, creeme que lo siento, te doy las gracias por todo lo que has hecho, me encantaría que esto hubiese sido diferente, pero las cosas vienen como vienen, espero que despues de leer esto puedas perdonarme y logres entenderme, tengo que irme para olvidarte, quien sabe, tal vez lo consiga y un día podramos volver a ser lo que fuimos...Un beso y espero que hasta pronto... Te quiero Javi.



Y asi con las mismas se fué, cruzó el salon mientras las lagrimas bañaban su rostro, al abrir la puerta miró atras una vez más, y todos los recuerdos se agolparon en la retina de sus ojos, pero ya no había vuelta atras...por lo que sin esperar ni un segundo más cerró la puerta y se fué dejando dentro de esa casa su alma y sus ganas de vivir.




Cuando Javier llegó se encontró la carta y mientras la leia, las lagrimas inundaban su rostro, la tiró al suelo ...y salió de casa corriendo, rogó para encontrarla y explicarle lo estupidos que habían sido, que el había deseado besarla desde el primer día, y corría y corría deseando que no fuera demasiado tarde...

No hay comentarios:

Recibe mis entradas por correo electrónico