sábado, 22 de agosto de 2009

Su última aventura

Tarde de sábado, dos amigos en un chiringuito a la orilla de la playa, toman un helado, se llaman Javi y Eduardo, Javi es pescador y le está contando como le fué en su primer viaje al oceano Pacífico, nunca había ido a pescartan lejos el solo, significaba una gran responsabilidad y se sentía bien de que hubieran confiado en el, Eduardo finge escucharle, pero su cabeza está muy lejos de aquel chiringuito...


-Tio, ¿que te pasa?
-¿Eh? Nada
-Vamos Edu, que nos conocemos, llevamos 6 meses sin vernos, acabo de volver del viaje y llevo media hora hablandote de como me ha ido y ni me estas escuchando, a ti te pasa algo.
-No, no me pasa nada, te estoy escuchando de verdad, es solo...que estoy cansado, pero te estoy escuchando.
-Ya, ¿Es por Paula verdad?
-¿Que dices? No
-¡Vamos! Estas así por ella, ¿A que si? Si mis cuentas no fallan ¿se ha ido ya no?
-...
-¡Edu!
-Si, es por ella, y si, ya se ha ido, se fue el miercoles.
-Ya, pero no lo entiendo, ¿Por que estas asi? ¿Que ha pasado en estos meses que he estado fuera?
-...nada
-No me tomes por tonto, este pueblo, es un pueblo costero, donde la gente viene a pasar las vacaciones, a descansar un tiempo, por lo que no es la primear vez que vienen turistas, gente de nuestra edad, salimos juntos nos hacemos amigos y despues se van, y nunca has estado asi...ha tenido que ocurrir algo para que tengas esa cara...
-Si, tienes razon, es que después de que te fueras pasaron tantas cosas con Paula...
-¿La echas de menos verdad?
-Si.
-Dime, ¿Que pasó?
-...Cuando te marchaste, al principio fué todo muy raro, porque cuando quedabamos Paula y yo, era como si nos faltara algo, y en verdad asi era, faltabas tu, siempre estabamos los tres juntos, y te echabamos mucho de menos, la verdad es que las primeras tardes tenían poco sentido porque intentabamos hacer las mismas cosas de siempre, las que nos divertian, pero todo nos recordaba a ti y aunque solo eran unos meses pues, se hacia raro...
-Me halaga que me tengais tanto aprecio-dice riendo.
-jejeje, si, y poco después... no se lo que pasó, fué todo tan desprisa, de pronto un día quedamos a la orilla del puerto, cuando llegué estaba hablando con uno de los marineros y me sentí muy extraño...
-¿Celos?
-Algo así, pero ni yo mismo me lo entendia en ese momento...
-ya
-Mas tarde, cuando estabamos por el paseo nos sentamos a descansar, y entonces la miré a los ojos...y es como si la estuviese viendo por primera vez... fué como si de pronto ella no fuese Paula, mi amiga Paula, como si hubiese borrado todos los meses vividos los tres juntos, por primera vez al mirarla a los ojos, la veia como una mujer y me sentia muy extraño...

-¿Y que hiciste entonces?
-Los siguientes días, no podia dejar de darle vueltas a l cabeza, ella me decia que estaba muy raro, y lo asociaba con tu marcha, solía decir que tu y yo pasabamos tanto tiempo juntos que al irte te habías llevado una parte de mi...-dijo sonriendo
-(Javi sonreia...)
-Y yo asentía, jeje, pero...los dias pasaron y yo ya no aguantaba más, me di cuenta de que
empezaba a sentir algo muy especial por ella y que tenía que hacer algo, cada vez quedaba menos para que ella se tuviese que marchar a su ciudad, y yo no podía quedarme con la incognita de que habría pasado si me lanzaba...
-Y lo hiciste. ¿Te lanzaste verdad?
-Si
-¿Como fué?¿Que hiciste?
-La llame para quedar esa misma noche, con el pretexto de que tenía que contarle algo importante, cuando llegue estaba tan nervioso que no hable durante los primeros 15 minutos...
-(riendo)-Pobre Paula, la dejarias pasmada.
-si, la verdad es que si, al final fué ella quien tuvo que insistirme para que le dijera eso tan importante. Pero no pude decirle nada, simplemente la cogí del brazo, la voltee para que me mirara a la cara y la besé.
-Vaya Banderas, ¿y que hizo ella?
-Devolverme el beso...entonces pude hablar, y le conté todo lo que me había pasado esos ultimos días, ella no dijo nada, solo sonrió, quedaba un mes para que se fuera y no queriamos estropearlo con palabras, promesas, o con miedos...simplemente lo aprovechamos...
-Vaya...supongo que iria todo genial ¿No?...
-Si, fueron los mejores 30 días que habia tenido en mucho tiempo, nos pasabamos los dias juntos, en la playa, riendo, besandonos en el agua, huyendo a las rocas para buscar ratos de soledad donde solo estuviesemos nosotros, haciendo picnics y hogueras bajo la luna... intentando a toda costa huir de una realidad que cada vez estaba más cerca...
-Me alegro de que acabaseis asi, de que fueses tan felices por unos dias, vas a tener que darle las gracias al marinero... jejeje
-Si, jeje, pero todo se acabó, y para siempre.
-¿Por que dices eso? seguro que volvera, y si no, pues vas tu a verla.
-Sabes, la última semana ella estaba muy extraña, pensé que era por su marcha, a fin de cuentas, era una putada que tuviese que marcharse justo cuando mejor estabamos. Recuerdo la última noche que estuvimos juntos, no hicimos nada especial, solo nos abrazamos durante horas, la tenía entre mis brazos y me sentía tan bien y tan frágil a la vez, unas horas después todo cambiaria...
-Me hubiese gustado estar aqui para despedirme de ella.
-Me dijo que te diera recuerdos, y que siguieras trabajando para ser el mejor pescador de toda la ciudad,y tambien que te había cogido cariño y que te echaria de menos...
-Y yo a ella
-Si, habiamos quedado en que la última vez que nos veriamos sería esa noche, pero yo no lo pude evitar, y fuí a su casa a la mañana siguiente a despedirla por última vez, había un coche negro a la entrada, justo cuando iba a llamar salió ella acompañada de un hombre que la llevaba abrazada...
-(Javi no dijo nada, se temía lo peor...)
-Paula se quedo pálida, fué el mismo quien se presentó, se llamaba Damián, entonces ella salió de su asombro y terminó de presentarnos ,a mi me presentó como a un amigo que había conocido estos meses y a él como a su prometido, sentí que todo a mi alrededor se nublaba y que el mundo se me caía encima mientras alguien martilleaba mi corazon a cada segundo... lo último que oí es que se casaban el próximo domingo, ya deben llevar más de dos meses casados.
-Vaya...imagino lo que sentiste...es...increible, nunca nos dijo que estuviera prometida, ni si quiera sabiamos que tenía novio...

-No nunca lo dijo...
-...
-Mientras él la esperaba el coche ella me abrazó y me dijo que no nos había dicho nada en un principio porque pensó que la tratariamos diferente, y que cuando quiso decirlo después de un tiempo, tu llegaste con que te ibas al PAcifico, y no le pareció bien que te marcharas pensando en que nos había mentido, pensó decirmelo sólo a mi, pero fué cuando yo la bese me declare y...dice que le gustaba desde el principio, desde que llegó y que no queria estropearlo, por eso calló, me pidio perdón por lo que había hecho,a ti por haberte mentido tambien...
-¿Que le dijiste?
-Que si habia tenido esa aventura conmigo es que no estaba tan segura de querer casarse, y antes de que me diera tiempo a pedirle que se quedara, me dijo que le gustaba mucho y que sentia algo muy especial, pero que llevaba 9 años con Damián y que le había querido mucho, y que creía que aun lo hacia, decia que no era justo hacerle eso...
-Lo siento mucho Edu.
-(sollozando)He sido una puta excepcion en su vida, una última aventura de sus días de soltera...



Javi y Edu se miraron y este rompió a llorar...

3 comentarios:

Ela dijo...

el llanto es la muestra mas sincera que podemos dar =)

besitos!

y si de seguro que se asustan ...

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

yyyy, sin palabras, me gustó...

wersi dijo...

Triste la historia, triste el desenlace`, pero he de decir que me ha gustado mucho.
Esribes bien >Lenika, he dado un repasito a tu blog y me gusta.
un beso

Recibe mis entradas por correo electrónico