viernes, 13 de febrero de 2015

¿HÉROE O VILLANO?

"No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente..." Así empieza una novela de Arturo Pérez Reverte. "El Capitán Alatriste". Supongo que una parte de mí se quedó para siempre en esa frase, en ese comienzo. En ese big bang. Por eso siempre esperé que alguien hablase así de mí. Total, yo también era como Diego Alatriste ¿No?

No. Supongo que no. Al final los sueños donde creces de niño nunca se cumplen. Yo crecí entre páginas en blanco y negro. Entre laberintos alfabéticos infinitos donde podía encontrar cosas que ni sabía que había perdido. Resultaba fascinante. Podía llorar, sufrir, amar y volar en un mundo mágico que me gustaba más que el mío. 

De alguna manera siempre deseé ser uno de ellos. Llevar espada. Pelear a lomos de un dragón. Rescatar a la princesa. Hacer amigos prohibidos. Montar a caballo. Mentir. Robar. Matar. Y que aún así acabase siendo el mejor villano que la literatura jamás había inventado.

Pero no lo logré. Perdón. Si que lo logré. Al menos en parte. Me convertí en un villano. Abandoné la linea cuidadosamente trazada para mí y me metí en laberintos menos fabulosos que los que leí en mi niñez. Pero nunca sería el villano que había soñado. Aquí. En el mundo terrenal  nadie hablaría bien de mí jamás. En el mundo terrenal nadie confía en un villano. En los libros sí. Porque los villanos de los libros se saltan la ley, mienten, roban y hacen daño, pero tienen un código moral estricto basado en ayudar al débil y basado en la lealtad.

¿Que si yo tengo un código? Puede. Tal vez. Pero no sirve de nada. En el mundo terrenal el fin no justifica los medios, en los libros sí, en los libros puedes crear un villano y convertirlo para siempre en un héroe, por siglos. 

En este mundo ningún escritor escribirá de mí "No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente..." , en este mundo se llenarán portadas con mis delitos mientras mi vida y mi historia servirán de comida para el ganado.  

Porque en este mundo un malhechor jamás será un héroe. En este mundo los héroes son personas que luchan, que nunca se rinden y que sus acciones son a menudo el camino hacía la gloria para otros.  En este mundo yo nunca seré un héroe porque  soy un malhechor, un villano capaz de las mayores atrocidades y en este mundo los villanos nunca ganan. Y eso...eso es algo bueno. 



2 comentarios:

Ibrahim Friedkin dijo...

Me ha gustado mucho ^^
Te dejo aquí una pequeña cita de una serie que veo, que creo que es ideal para la entrada.

¿Qué porque en toda fábula debe haber un villano? Porque todo el mundo cree ser el héroe en su historia. Existen los villanos en los cuentos porque nos enfrentamos y no por nuestras metas, sino por los métodos que realizamos para alcanzarlas.

Los villanos son solo puntos de vista que nadie se ha molestado en comprender. A lo mejor Satanás tenía buenos motivos para hacer la guerra con Dios. ¿Alguien le preguntó?

Magda Bastida dijo...

Muchas gracias Ibra! Me alegro de. que te haya gustado! Y tienes razón la cita es perfecta para la ocasión

Recibe mis entradas por correo electrónico