martes, 5 de agosto de 2008

todo es un lio

Todo es un lío, un autentico lío, tengo un grandísimo embrollo en mi cabeza que ni yo misma entiendo, no puedo recordar como comenzó, no hace demasiado tiempo, pero han pasado tantas cosas desde entonces…que me resulta imposible recordar el momento justo en el que algo dentro de mi hizo PUM y mi cabeza y mi corazón estallaron, pero si sé que este embrollo se ha ido creando poco a poco a base de pensar en ti.

Nunca pensé que esto me pasaría a mi, nunca creí que llegaría a importarme tanto una persona, cuando te conocí quise creer que ibas a ser una persona más que camina por el mundo sin dejar huella en mi, me lo repetí cientos de veces intentando convencerme porque algo me decía que nada volvería a ser como antes después de haberte conocido.

Y así fue, todo cambió y yo me había equivocado en mi razonamiento, porque al contrario de lo que yo quise creer, tú comenzaste a ser una persona muy importante para mí, más de lo que nunca habría llegado a imaginar.

Comencé a conocerte, y cuanto más te conocía más empezabas a importarme, nunca había conocido a nadie así, capaz de hacerme ver el mundo a través de su mirada, sin ni si quiera intentarlo, y era un mundo totalmente diferente al que yo había visto hasta entonces, contigo empecé a vivir como nunca antes lo había hecho, sin miedos, sin preocupaciones, sin excesos…empecé a ser tan feliz como nunca antes lo había sido, lo malo de ese mundo, es que a veces resultaba una utopía y había que volver a este mundo, en el que no se podía ser feliz al 100%, pero no importaba, porque siempre volvías conmigo y contigo todo era más fácil.

Pero nos perdimos entre tanta felicidad y nos acostumbramos a ella, así poco a poco fuimos cometiendo el error más grande de nuestras vidas, pensamos que con lo que sentíamos era suficiente, y no avanzamos nada más, y así poco a poco nos fuimos dejando escapar, un contrato de palabras al aire habría bastado pero estábamos demasiado ocupados en nuestras propias vidas.

Ahora después de algún tiempo, los sentimientos no han cambiado, al contrario se han hecho más fuertes, pero como alguien dijo una vez, en la vida para ser felices dos personas con quererse no basta, hace falta mucho más.

Y eso te pasa a ti que entre tantas virtudes que tienes, tienes un gran defecto, el miedo, ese miedo que siempre te ha coaccionado, ese miedo que te hace pensar que nunca podrás hacerme feliz, que es mejor frenar lo que sentimos a soltarlo y actuar, ya que correrías el riesgo de no hacerme feliz, de hacerme sufrir, ese maldito miedo que te esta haciendo perder momentos maravillosos.

El miedo en el amor, es para los cobardes, y tú no eres ningún cobarde, ¿Por qué te comportas como tal? Por culpa de tu miedo estamos sufriendo los dos, dime que más hace falta para intentarlo, ¿nos queremos no? ¿Qué más quieres para empezar? Yo también he tenido miedo a que pueda salir mal y perder esto tan especial y bonito que tenemos ahora, pero he tirado el miedo a la basura y he decidido actuar, no voy a ser yo quien me ponga trabas para conseguir mi felicidad, ya solo faltas tú, libérate de tus cadenas y miedos.

2 comentarios:

El Abogado de Sofía dijo...

Quizás deberías preguntarle por qué teme no poder hacerte feliz... Pero, en cualquier caso, podéis "intentarlo" -como tú dices- y, después, si véis que no estáis bien, pues lo dejáis y punto. Puede que sea algo dolorosa la posible ruptura futura, pero desde luego no conviene haber dejado de hacer algo por miedos y dudas que podrían resolverse simplemente "intentándolo".

En fin, ánimo!

El Abogado de Sofía dijo...

Ya que te gustan -como a mí- las canciones con buenas letras, te recomiendo que escuches la que he colgado (de Manolo García) en mi última entrada :) Un beso!

Recibe mis entradas por correo electrónico