miércoles, 17 de junio de 2009

Desahogo...

Ella quiere sonreir, quiere salir a la calle y que le de todo igual, quiere ser feliz, pero no puede, los musculos de su cara han olvidado la mueca de su sonrisa, sus ojos han perdido su brillo, su ropa los colores, sus brazos han olvidado el tacto de otros brazos, su cabeza se ha perdido en un laberinto que le viene grande, todo lo que tenía sentido ya no lo tiene, todo su esencia se ha hecho pedacitos, y se han distribuido por ahí donde no pueden encontrarse y unirse de nuevo, la almohada de su cama solo conoce el sabor amargo de sus lagrimas, mientras se le desgarra el alma cada noche en la fria soledad de su habitación...

Se esta destruyendo por dentro, y cuantas más lagrimas derrama, más lagrimas genera, y estas a su vez se derraman y siguen generando más que despues vuelven a derramarse...

Siempre ha sido una persona muy sensible pero muy fuerte a la vez, y ahora de esa fuerza ya no queda nada, antes podía coger el timón de su barco y enfrentarse al destino, ahora ni siquiera reune el valor necesario como para encaminarse hacia el timón...

¿ Y sabeis que es lo peor de todo? Que no pide ayuda, ella cada día se esta volviendo un poco mas gris y triste, cada día un poco más, y sin embargo si alguien le pide ayuda sigue haciendo de tripas corazón y le ayuda, pero no pide ayuda para si misma.

Se esta muriendo por dentro, y nadie se da cuenta...

5 comentarios:

La chica de la mirada caleidoscopica. dijo...

Esperemos que alguien se de cuenta pronto y se salve.
Besos magda =)

L0usie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
L0usie dijo...

Gracias po seguirme pues..

Respectos a las muecas que forman las sonrisas..
yo ya me he cansado de sonreír, a veces todo llega a ser tan falso, que incluso me duelen los carrillos por estar simulando tanto tiempo..

la chica de los regalices dijo...

pobrecita... esta sufriendo mucho... ojala alguien se de cuenta rapido! muchos besos!!^^

Aiser dijo...

Está sufriendo...y mucho.
Seguro que pronto alguien se da cuenta...siempre hay alguien.

Recibe mis entradas por correo electrónico