miércoles, 10 de junio de 2009

¿A quien le doy las gracias?

Un mes encerrada, 31 dias apartada del mundo, y ni siquiera ha hecho falta que me metieran en un zulo, con mis ojos cerrados, y con el cable que conecta mi cerebro con mi alma roto, mis sentidos no eran capaces de vislumbrar el color de las paredes, el olor de las personas que se posaban a mi lado, ni el tacto de la sábana bordada donde mi cuerpo se posaba...

Mi cuerpo se encontraba postrado en la cama de un hospital, y yo no lo sabía, como bien marcaba la maquinita encargada de que mi corazon siguiera latiendo, (sin la cual yo estaria muerta), porque al parecer segun me cuentan ( ya que aún tengo lapsus de memoria) una mala caida en un caballo había producido que mi organo mas vital, mi corazón, dejase de funcionar, con lo cual, mi cerebro tampoco lo hacía.

Esa máquina ha estado durante un mes transmitiendome latidos artificialmente, prolongando una vida que en realidad ya no era vida, prolongando el poco ápice de esperanza que les quedaba a quienes me querían, y lo siguen haciendo ahora que todo ha acabado.

A esa gente que iba a verme a diario les dijeron que solo un milagro podía hacer que yo abriera los ojos y volviera a ser la de siempre, que lo más sensanto era desconectarme, ellos rezaban a diario para que despertara, por lo que no se si fué su fé inquebrantable, o que tengo un ángel ahí arriba que me protege, o que simplemente me tocaba, pero se produjo el milagro, me desperté, un día abrí los ojos y todo volvió a empezar a girar lentamente para bien.

Después de mi retorno al mundo de los vivos, había muchas cosas de las que no me acordaba, y que aún no recuerdo, secuelas de la caida por lo que parece, aunque voy recordando poco a poco y eso es bueno...

...Después de despertar y analizar la situación, no sabía a quien darle las gracias por haberme despertado, porque no podía decirselo a los médicos, ya que de ellos no dependió, entonces pensé que si escribía esto me ayudaria a sentirme mejor, y es verdad, pero el problema sigue estando ahí, asi que solo me queda por añadir, que si de verdad hay alguien arriba, y el milagro entonces probablemente se deba a eso, le doy las gracias.

1 comentario:

La chica de la mirada caleidoscopica. dijo...

que genial escribes magda.
te agrego a favoritos =)
Genial =)
Besitos

Recibe mis entradas por correo electrónico